Reflexión sobre el #28J y una historia de amor

El cuidado en la palabra

El 28 de junio, se celebra en [casi]todo el mundo el Día del Orgullo LGTBQA+ (#PROUD2022) y [casi]todo el mundo se apunta a poner la bandera multicolor en balcones y redes sociales incluidas empresas y partidos políticos, incluso aquellos que en toda su puñetera historia han dificultado, denunciado o legislado en contra de cada medida o ley a favor de este colectivo.

Hace 32 años, primavera del 90, en las escaleras de una conocida discoteca de Benidorm, justo un 28 de junio, dos jóvenes en viaje de fin de curso, ambos con 18 años, se miraron a los ojos y ¡por fin! sucumbieron al enamoramiento que había ido creciendo, día a día, durante todo el C.O.U., fundiéndose en un apasionado beso. Los compañeros y compañeras de curso que rondaban la escena celebraron el momento, que ya veían venir de lejos, con risas y aplausos. 

Abrazados en un banco, la pareja…

Ver la entrada original 671 palabras más

1 comentario en “Reflexión sobre el #28J y una historia de amor”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s